¿Sabías? – Domótica

¿Sabías? – Domótica

Cuaderno de divulgación de domótica

¿Qué es la domótica?

* RAE: del lat. domus=casa; e informática. Conjunto de sistemas que automatizan las diferentes instalaciones de una vivienda.

Esa simple definición de la RAE engloba un amplio significado. Podríamos decir que la domótica aplica la electrónica y la informática a la vivienda para conseguir que la vida diaria de sus ocupantes sea cada vez más segura, cómoda y económica.

Para comprender este concepto de forma sencilla, vamos a comparar una vivienda con un coche. Hoy en día a la hora de comprar un coche buscamos:

- Que sea seguro: frenos ABS, Airbags, control de estabilidad (ESC), asistencia en la frenada (HBA), cinturones de seguridad, anclaje ISOFIX para asientos infantiles, faros antiniebla, inmovilizador electrónico antirrobo, manos libres para móvil, ...

- Que ofrezca comodidad: climatizador, cierre centralizado, mando a distancia, elevalunas eléctrico, retrovisores exteriores eléctricos, sensor de lluvia, sensor de luz, sensor de aparcamiento trasero, control de velocidad de crucero, asientos calefactables, controles de audio en el volante, radio-CD-MP3, ordenador de abordo, …

- Que consuma y contamine poco: consumo urbano, extraurbano y combinado reducido, mínima emisión de CO2, motores ecológicos, …

Si somos tan exigentes con nuestro coche, ¿por qué no le pedimos lo mismo a nuestra casa, en la que además pasamos mucho más tiempo?

¿Qué aporta la domótica?

Quizás lo más importante que aporta la domótica es AHORRO.

La domótica permita ahorrar, principalmente por la vía de evitar despilfarros innecesarios

- Permite aprovechar la luz natural del Sol para:

Regular el porcentaje de iluminación artificial en función de la luminosidad ambiente utilizando un sensor de luz.

Reducir el consumo en climatización, subiendo o bajando persianas, cortinas y toldos para aprovechar el calor del Sol en invierno y para no sobrecalentar en verano.

- Permite ajustar la temperatura de cada habitación de forma automática e independiente, además de llevar a cabo la programación horaria deseada y más apropiada a cada necesidad, para ahorrar en el consumo de climatización.

- Evita despilfarros:

Permite apagar todo al salir de casa. De esa forma nos aseguramos de no dejar luces encendidas, la máquina de clima en marcha o los equipos electrónicos en modo “stand by”. El llamado “consumo vampiro” de los equipos en espera (“stand by”) como audiovisuales, cargadores de móviles, ordenadores, routers, etc., puede suponer hasta un 15% del consumo eléctrico de una vivienda.

Permite enviar una orden remota para apagar todo desde el móvil o un dispositivo con conexión a Internet, si no estamos seguros de haber apagado todo al irnos de casa.

Si se ha dejado programado el sistema de riego, pero comienza a llover, no es necesario que el riego se active. La domótica permite detectar la lluvia y desactivar el riego automático.

Cuando se deja una ventana o abierta, si está en marcha el equipo de climatización, se estará desaprovechando la energía. La domótica puede detectar la ventana abierta y dar la orden de apagado a la máquina de clima.

Tras un período prolongado de ausencia puede resultar necesario enchufar el equipo de climatización a máxima potencia para conseguir un calentamiento o enfriamiento rápido, lo que provoca un exceso de consumo. La domótica permite enviar una orden remota antes de llegar, para que la vivienda se aclimate poco a poco. Esto es muy útil por ejemplo para activar a distancia la calefacción de segundas residencias en invierno, con un móvil o por Internet.

No menos importante que el ahorro es la SEGURIDAD que también proporciona la domótica.

La domótica aporta seguridad porque está siempre alerta a las posibles incidencias técnicas que se puedan producir en una vivienda, como por ejemplo incendio, inundación, escape de gas o fallo de suministro eléctrico.

- La domótica está siempre alerta, 24horas/365Días, para detectar alarmas técnicas de tipo incendio, inundación y escape de gas y, en caso de incidencia:

Avisará al usuario mediante un mensaje o una llamada.

Tomará medidas paliativas: corte del suministro de agua y/o gas, corte del suministro eléctrico general para evitar una deflagración si hay un escape de gas, apagado del sistema de ventilación para evitar propagación de un incendio, activación de un sistema de extinción de incendios, etc.

- La domótica también puede detectar intrusión si se encuentra activo el modo de vigilancia y avisará al usuario mediante un mensaje o una llamada e incluso podrá tomar algunas medidas intimidatorias como encendido de luces y activación de dispositivos sonoros.

- Con la domótica es posible simular presencia cuando nos vamos de vacaciones o fin de semana, encendiendo y apagando luces y subiendo y bajando persianas, para dar la sensación de casa habitada y disuadir así a posibles intrusos.

- Por medio de pulsadores de emergencia los ancianos pueden sentirse más seguros, porque una sola pulsación hará que la domica emita un aviso de emergencia a un familiar o a los servicios sociales.

- La domótica también permite que las cocinas de las viviendas sean más seguras para los niños, bloqueando cajones y puertas donde se guarda material peligroso, y para personas con algún tipo de incapacidad sensorial, por ejemplo detectando altas temperaturas en el horno y emitiendo un aviso acústico y visual.

Y por último, podemos decir que la domótica también ayuda a mejorar nuestra sensación de CONFORT.

La domótica también mejora el nivel de confort en una vivienda

- La domótica nos permite manejar y monitorizar el estado de todos los elementos domotizados de nuestra vivienda desde nuestra tableta, smartphone u ordenador.

- También nos permite activar dispositivos a distancia por Internet o por teléfono. Por ejemplo, sería posible encender la calefacción o el aire acondicionado cierto tiempo antes de llegar, para que nos encontremos la casa a un nivel de temperatura confortable.

- Es posible ejecutar escenas con una sola pulsación, que realicen de forma simultánea múltiples acciones repetitivas que hacemos cuando llegamos o salimos de casa. Por ejemplo, una escena de salida puede apagar todas las luces, bajar todas las persianas, apagar el equipo de climatización y cortar la corriente de los enchufes, sin necesidad de que nos tengamos que recorrer toda la casa realizando una a una cada una de esas acciones.

Para aprender más sobre la domótica, descárgate el cuaderno de divulgación de domótica, haciendo click en el enlace que hay al principio de esta sección.